Catálogo digital Tesoros de Biblioteca=Thesauri Bibliothecarum, 2020, nº 6

Coordinación:

Nuria Franco (Fundación Francisco Largo Caballero) Beatriz García Paz (Fundación Pablo Iglesias)

Alonso Puerta (Fundación Indalecio Prieto)

 

Selección de libros y elaboración de los textos:

Nuria Franco (Fundación Francisco Largo Caballero)

Beatriz García Paz y Remedios Jiménez (Fundación Pablo Iglesias) Alonso Puerta (Fundación Indalecio Prieto)

 

© de la edición

Fundación F. Largo Caballero Fundación Pablo Iglesias Fundación Indalecio Prieto

Archivos del Movimiento Obrero C/ Colegios, 728801, Alcalá de Henares (Madrid) Alcalá de Henares, octubre, 2020

 

ISSN: 2530-7185

 

LEER                                                                               DESCARGAR

Este catálogo digital ha sido editado con motivo de la exposición, “Tesoros de Bibliotecas = Thesauri Bibliothecarum”, en su edición de 2020. Desde 2015, las fundaciones, Francisco Largo Caballero, Pablo Iglesias e Indalecio Prieto conmemoramos el 24 de octubre, Día Internacional de la Biblioteca, iniciativa promovida por la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, en recuerdo del incendio y destrucción de la Biblioteca de Sarajevo durante el conflicto de los Balcanes en 1992. Para ello, organizamos una exposición pública de carácter anual en la que mostramos al público una selección representativa de los tesoros bibliográficos que conservamos en las bibliotecas participantes. Así, damos a conocer nuestros fondos, la historia que hay detrás de ellos y las instalaciones en las que se conservan. El objetivo final es reivindicar la utilidad y beneficio social que aportan las bibliotecas, así como rendir un homenaje a la labor de los bibliotecarios y las bibliotecarias en la promoción y difusión de la lectura.

 

La pequeña exposición que este año organizamos se centra en la figura de Julián Besteiro, al cumplirse 150 años de su nacimiento y 80 de su fallecimiento. Aunque el propio Besteiro, en un prólogo realizado en 1908, decía “Hay que combatir los centenarios y las conmemoraciones, no solo a nombre del buen gusto, sino a nombre de la salud, de la higiene mental”, esperamos que disculpe nuestro atrevimiento en favor de la admiración y el aprecio que las fundaciones cuyos fondos integran la muestra sienten por su persona, que el mismo define tan bien en el prólogo citado: “Yo, mientras las fuerzas no me falten, pienso emplearlas en nadar en contra de la corriente. Es mi gusto y es mi emblema”. La historia demuestra que lo consiguió.

El visitante o el curioso que visite esta muestra, previa cita por la situación sanitaria, o a través de internet, encontrará datos y pinceladas de su vida y obra.

La exposición está dividida en cinco vitrinas, relativas a cinco aspectos que marcan la relación de Julián Besteiro con los libros.

1. Obras y primeras ediciones. Se recogen obras procedentes de la actividad docente y política de Julián Besteiro. Queda excluida su producción literaria, muy escasa por otra parte, y los artículos publicados en prensa.

2. Traducciones y prólogos. En épocas más libre de producción científica, Besteiro inicia una serie de traducciones en las diversas lenguas que dominaba, relacionadas con su actividad docente o simplemente por el placer de traducir autores que resultaban de su agrado como Ruskin o Lafcadio Hearn.

3. Homenajes y ediciones en el exilio. Durante el exilio la figura de Besteiro es una de las más recurrentes para mantener la unidad de los socialistas, destacando su compromiso político y personal.

4. Biblioteca personal de Besteiro. Destacado institucionista, la educación y la docencia fueron fundamentales para él. La biblioteca era para él un lugar tan importante que no duda en fotografiarse ante ella en varias ocasiones. La muestra expone obras dedicadas, libros con huella y ejemplares destacados de su biblioteca.

5. Estudios y biografías. Tras la primera biografía, realizada por Saborit y publicada en 1961, se han elaborado muchos estudios sobre él. Desde el comienzo de la democracia la figura de Besteiro despertó un interés que se ha mantenido hasta el presente.